• Facebook
  • Pinterest
  • Instagram
  • Ale Varela

¿Conoces tus emociones?


Siguiendo con la temática de emociones intensas y recordando nuestros retos logrados, quise tocar este tema con ustedes. Me doy cuenta que en ocasiones me refiero a ti como esa personita en singular, pero en otras ocasiones me nace directo del alma dirigir mis palabras como si estuviera platicando el tema a un salón lleno de gente.


Hoy, tú eres una de las personas en ese salón, en donde vamos a hablar del tema de la importancia de analizar nuestras verdaderas emociones.


Me refiero a esas emociones que surgen en nosotros a veces pero que no queremos sentir; aquellas que nos afectan pero no queremos voltear a ver porque son difíciles y complicadas. Esto sí me ha sucedido a mi algunas veces.


Me declaro una creyente del valor de las lecciones a las que nos enfrentamos en la vida. Si le preguntan a las personas que me conocen bien, les podrán decir cuánto me gusta hablar los problemas de frente, directamente y con todos los involucrados para evitar malentendidos y confusiones. Es muy útil ser una persona directa para evitar malentendidos.





Por experiencia personal les puedo decir que si no me detengo a notar lo que estoy haciendo y por qué lo estoy haciendo de tal manera, la vida me sigue poniendo en situaciones donde debo aprender esa lección. Es por esto que prefiero pasar esos momentos "incómodos" pero que son fuente de crecimiento personal.



He ahí la importancia de identificar nuestras emociones para conocerlas cuando aparecen.


¿Qué emociones sientes intensamente y en qué momento las sientes?




Todos tenemos detonadores de emociones fuertes. Cuando empieza una canción por ejemplo y te recuerda ese momento de mucha alegría o puede ser que venga con algo de tristeza. A todos nos ha pasado que nos hacen un comentario hiriente o a veces algo "inocente" y de repente sentimos como hasta el cuerpo empieza a temblar del frío por el coraje o por el miedo. Cada uno de nosotros tenemos detonadores distintos dependiendo de nuestra historia de vida.





Es importante para tu crecimiento y capacidad de salir adelante, que aprendas a identificar tus detonadores. Cada uno de ellos son señales que te ayudan a conocerte más. A ver tus áreas de oportunidad. A enfocarte en lo que debes estudiar, aprender, mejorar o eliminar de tu corazón y de tu mente.


Sin embargo, algo que muchos de nosotros hacemos, es apilar emociones en nuestro interior. Lo colocas en una caja fuerte en tu alma y juras que estando ahí dentro no te molestará. Pero como lo hemos visto en nuestras vidas, eso que nos lastima siempre encuentra una salida.



¿Te ha pasado que a menudo te sientes mal físicamente y sin razón aparente?


¿Has reaccionado abruptamente ante algún comentario y sientes que no puedes controlarte en ese momento?






Es posible que esto se deba en gran medida a emociones negativas enraizadas dentro de ti.


La relación mente - cuerpo es real y certera. Presta atención a los mensajes de tu cuerpo y actúa adecuadamente cuando te pide a gritos que voltees a ver ese dolor que guardas. Incluso hay investigaciones científicas que respaldan estas afirmaciones, en un estudio se menciona que la falta de emociones positivas en una persona afecta la capacidad de los virus de establecer infecciones exitosas en tu cuerpo. ¡WOW!. Imagina eso, el alcance que tienen tus emociones.


Hay también otras investigaciones científicas que mencionan que a través de la intención positiva y la energía que emitimos, el ser humano puede impactar los procesos a nivel celular y hasta alterar su propio ADN. Hay muchísima investigación que podemos encontrar en revistas científicas reconocidas, estos son solo un par de ejemplos.


Te invito a que busques la técnica que mejor te parezca y se acomode a tus preferencias para que puedas descubrir la belleza en la calma. Conócete, te aseguro que te sorprenderás al descubrir el Ser maravilloso que eres. El camino de la vida no es todo amor y dulzura pero sí hay algo que apreciar en cada paso que damos.


Les dejo uno de los videos que más me ha fascinado en estos últimos días y el cual espero los inspire a valorar su preciado aliento:





¡Nos vemos en la siguiente publicación!


*Gracias*




26 vistas

Publicaciones

Recientes